Enseñar chino a niños

Enseñar chino a niños de temprana edad se está convirtiendo en una práctica cada vez más común. Son muchos los papás y las mamás que quieren que sus pequeños tengan una formación muy completa para el futuro, y sólo con un idioma no es suficiente. El bilingüismo le está dejando paso al plurilingüismo. El inglés ya se da por hecho y se busca que los niños aprendan otra lengua que lo complemente, el chino mandarín es una de las opciones más elegidas por su proyección e importancia a nivel mundial.

Aprender un idioma de adulto es bastante más complicado que hacerlo desde pequeño, especialmente cuando se trata de una lengua como el chino mandarín. Por ello, cuanto antes se empiece con el proceso de aprendizaje, mucho mejor para la asimilación del idioma. Recordemos que el momento ideal para que el niño comience a aprender un nuevo idioma es durante los 3 primeros años de vida, y es hasta los 7 años cuando los niños pueden aprender cualquier otro idioma como si fuese su lengua materna.

En el Mundo de Mozart impartimos una metodología de aprendizaje eficaz y divertida para que los peques aprendan chino mandarín sin darse cuenta, un idioma que les abrirá las puertas al mundo en su futuro. Este sistema es el método Enjoy Mandarín. Gracias a él los niños aprenden mandarín a través de la estimulación sensorial y auditiva. El objetivo es que nuestros alumnos aprendan vocabulario nuevo constantemente y que tengan ganas e ilusión de seguir con las clases.

Beneficios de enseñar chino a niños

  1.  El chino mandarín es el idioma más hablado del mundo. 384 millones de personas tienen por lengua materna el chino mandarín frente a 341 millones que hablan inglés.
  2. El crecimiento económico de China es espectacular. Desde hace más de 20 años, el PIB de China crece de manera continua por encima 6%.
  3. El mandarín desarrolla ambos hemisferios del cerebro: por ser un idioma tonal, ejercita ambos hemisferios del cerebro. El hemisferio izquierdo, se encarga de ordenar e interpretar estructuras lingüísticas, agrupa los sonidos para formar las palabras, y el derecho procesa melodías y tonalidades.
  4. El mandarín ayuda a ser buen matemático. El cálculo forma parte del mandarín por lo que son mejores en matemáticas. Por ejemplo 20 se dice 2 veces 10 y 58 se dice 5 veces 10 más 8.
  5. Aprender mandarín nos acerca a una cultura milenaria y ayuda a comprenderla.
  6. Al contrario de lo que se suele pensar, aprender chino mandarín no es tan difícil como se cree. En este idioma no existen tiempos, ni conjugaciones, ni preposiciones simples, ni plurales. Tiene la ventaja de que todo se simplifica a sujeto-verbo-objeto. Eso sí, la cosa cambia y se complica cuando tratamos de aprender a escribirlo.

Los niños tienen que ver el chino mandarín como una actividad divertida y no como una asignatura a la que le tengan miedo y rechazo. Deben entender que es importante y que la irán aprendiendo poco a poco. Con el revolucionario método Enjoy Mandarín impartido en el Mundo de Mozart, los peques de la casa disfrutarán del aprendizaje de este idioma.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • Noticias Noticias Las últimas noticias de nuestra escuela
  • Blog Blog Nuestro valor añadido, artículos de educación e interés.
  • Newsletter Newsletter Mantente informado, suscríbete!
  • Mozartkids Mozartkids Talleres, cursos, actividades... más diversión por las tardes!
  • Visítanos Visítanos Estamos ubicados estratégicamente, ven a conocernos!