Actividades de educación emocional infantil

Las actividades de educación emocional infantil ayudan a los niños a conocerse, a saber qué les pasa, a ponerle nombre a sus emociones y a adentrarse en su mundo interior. Estimula su autodescubrimiento y les enseña poco a poco a regular y a controlar sus estados emocionales. Es esencial desarrollar y fomentar la comprensión y gestión de las emociones en los más pequeños para que sean niños felices, y futuros adultos inteligentes emocionalmente.

En el Mundo de Mozart y a través de las actividades de educación emocional infantil, trabajamos con nuestros pequeños alumnos diferentes habilidades emocionales como: conocimiento de uno mismo, control del comportamiento impulsivo, motivación, empatía y habilidades sociales de cooperación y respeto. Los niños tienen que tener una relación sana y natural con sus sentimientos y sensaciones, y los padres y los educadores somos los encargados de acercarles y facilitarles las herramientas necesarias para que esto ocurra.

5 actividades de educación emocional infantil

  1. El espejo: a los niños de corta edad les gusta verse en el espejo y ver sus gestos y movimientos. Les hace gracia y les sorprende lo que ven. Por ello, este objeto es una buena herramienta para trabajar sus emociones. Nos ponemos con ellos delante del espejo e imitamos con la cara un gesto de sorpresa, de enfado, de alegría, de tristeza… Con este ejercicio los más pequeños aprenden a reconocer e identificar sus emociones.
  2. Tarjeta de emociones: una buena forma de trabajar con los niños la educación emocional es con dibujos. Con esta actividad aprenderán a reconocer las emociones según las expresiones faciales y a ponerle nombre a cada una de ellas. Sólo necesitamos dos cartulinas: una para pegar en ella caritas que representen cada emoción, y otra para escribir con letras grandes los nombres de las emociones. Después asociaremos cada palabra a su carita correspondiente.
  3. Está canción me suena a…: la música activa partes del cerebro relaciones con las emociones y estimula estados emocionales, por ello, es una buena herramienta para trabajar este aspecto con los más pequeños. Podemos elegir canciones que nos parezcan alegres, tristes… y escucharlas con ellos.
  4. Hacer mímica: es una de las actividades de educación emocional infantil más divertida para los niños. Imitamos cara de alegría, enfado, miedo…, y los demás tienen que adivinar que emoción estamos representando.
  5. Cuentos emocionales: pensamos en varios cuentos cortos y según los vamos narrando, entre todos, expresamos como se sienten los personajes de las historias.

Es muy importante que los niños empiecen a experimentar con sus sentimientos  y sensaciones desde temprana edad y que los orientemos en el descubrimiento del fascinante mundo de las emociones. Las actividades de educación emocional infantil son una buena forma de que se adentren en este mundo de una forma amena y divertida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • Noticias Noticias Las últimas noticias de nuestra escuela
  • Blog Blog Nuestro valor añadido, artículos de educación e interés.
  • Newsletter Newsletter Mantente informado, suscríbete!
  • Mozartkids Mozartkids Talleres, cursos, actividades... más diversión por las tardes!
  • Visítanos Visítanos Estamos ubicados estratégicamente, ven a conocernos!